3 meses ago bankeando 0

Bankia ha anunciado esta semana el lanzamiento de un agregador financiero que va dirigido a clientes digitales a través de Bankia Online, gracias al cual los usuarios podrán incorporar las posiciones financieras de las que dispongan en otros bancos españoles.

Según explica Bankia, al agrupar todos sus productos financieros en un único lugar, el usuario tiene la posibilidad de acceder a una visión general de su situación financiera.

De esta manera, puede consultar sin coste sus saldos y movimientos de cuentas y tarjetas, además de ver la información relativa a préstamos, fondos de inversión, planes de pensiones y depósitos de otras entidades, junto a los que ya tenga en Bankia.

Con esta nueva funcionalidad, el cliente que acceda a Bankia Online tiene la posibilidad de crearse su propio cuadro de mando que le aporte una visión integrada de su situación financiera. También podrá recibir alertas personalizadas. Y todo ello desde la pantalla de su posición global, sin necesidad de acudir a las áreas privadas del resto de entidades.

“Al facilitar una visión integrada del conjunto de posiciones financieras, el agregador supone un gran apoyo a nuestros clientes para llevar el control preciso de las mismas y, como consecuencia, ayudarles a la toma de decisiones, algo que resulta muy útil siempre, pero si cabe mucho más en estos momentos, en los que es recomendable operar por canales digitales y evitar desplazamientos innecesarios a las oficinas”, señala Elena del Pozo, directora de Canales Online y Autoservicio de Bankia.

Este servicio ya se encuentra operativo en Bankia Online, la oficina por internet de la entidad financiera, y próximamente estará disponible en la App.

El cliente de Bankia podrá agregar las posiciones que tenga en cuentas, depósitos, tarjetas, préstamos, fondos de inversión y planes de pensiones de BBVA, Bankinter, CaixaBank, ING, OpenBank, Sabadell, Santander y Unicaja.

Bankia ha incorporado a unos 140 trabajadores nuevos para los meses de abril y mayo, además de trasladar a estas funciones a otros 330 que estaban operando en otros departamentos, principalmente de las sucursales y de su división de gestores remotos para reforzar sus áreas de atención al cliente a distancia ante la demanda de consultas por parte de los clientes, por el cierre de muchas oficinas y por las recomendaciones a realizar las operaciones por los canales telemáticos.

En función de las necesidades que se vayan produciendo y del progreso en la desescalada (o vuelta a la nueva normalidad), el banco irá ajustando estos recursos.