Competencia abre expediente sancionador contra la banca mediana por cobrar de más a ING en los cajeros

1 mes ago bankeando 0

La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) ha abierto un expediente sancionador por “prácticas anticompetitivas” contra los bancos agrupados en Euro 6000, principalmente Liberbank, Unicaja, KutxaBank y Abanca, por cobrar a ING tarifas más altas que a sus competidores en los cajeros automáticos.

El procedimiento se inició el 1 de octubre, cuando se abrió una investigación tras las denuncias de ING por “una denegación sistemática e injustificada de acceso a determinadas entidades financieras a una red de cajeros en las mismas condiciones favorables que las ofrecidas a otras entidades”. ING, consideró, y ha demostrado hasta el momento, que las entidades agrupadas en Euro 600 han realizado acuerdos para frenar su crecimiento, elevando los costes. El expediente puede estar abierto por un plazo máximo de 18 meses para escuchar a las partes y dictar resolución. El banco holandés es especialmente sensible a esta situación porque tiene un red muy pequeña de cajeros propios y su estrategia consiste en llegar a acuerdos de pagos con los competidores.

 

En octubre, al abrir la investigación, la Comisión de los Mercados afirmó que la denegación sistemática del acceso a cajeros se habría “desarrollado durante varios años hasta el momento actual, con el objetivo de perjudicar la capacidad competitiva de determinadas entidades en el mercado de provisión de medios de pago”.

Con un cierre acelerado de oficinas, la nueva batalla para lograr dinero en efectivo se ha trasladado a los cajeros automáticos. Los bancos sin redes de sucursales no pueden dar un buen servicio a sus clientes si no llegan a acuerdos con los competidores que sí tienen cajeros. Las grandes entidades juegan con ventaja porque tienen la mayor parte del parque de cajeros.

En 2015 cambió todo el panorama porque CaixaBank, la entidad líder en cajeros instalados, decidió elevar, unilateralmente, a dos euros la comisión para los que sacaran dinero sin ser sus clientes. El Santander y el BBVA le siguieron con tarifas similares. Desde entonces, Competencia sigue de cerca el comportamiento de estas tres entidades y su efecto en el mercado. Según el último informe de la Comisión de los Mercados y de la Competencia (CNMC), entre CaixaBank, el Santander y el BBVA, controlan “más del 41% del parque de cajeros”.

Hasta 2015 ING no cobraba a sus clientes por sacar de los cajeros porque las comisiones pactadas con los tres sistemas, eran más bajas y las asumía el banco holandés. ING solo cuenta con 29 oficinas en toda España y con unos 100 cajeros propios. En los últimos años, el banco holandés ha instalado cajeros en centros comerciales para dar el servicio de efectivo a sus clientes.