La banca gana 8.859 millones en la primera mitad de 2018

2 años ago bankeando 0

Los expertos vaticinan que en el segundo trimestre del año, las seis principales entidades bancarias españolas obtuvieron un resultado cercano a 4.130 millones, que unido al del primer trimestre, eleva el beneficio en la primera mitad del año hasta los 8.859 millones.

En los próximos días, los seis grandes bancos españoles -Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Sabadell y Bankinter- anunciarán sus resultados del primer semestre, en el que los analistas calculan que habrán ganado en conjunto unos 8.800 millones.

El miércoles, el Banco Santander será la primera entidad española en presentar sus cuentas y reportará un beneficio semestral de unos 4.000 millones, un 12% más que en los seis primeros meses del año anterior, siempre según las previsiones de los analistas.

Bankia y Banco Sabadell darán a conocer sus cuentas el jueves y el mercado prevé unas ganancias para la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri de 459 millones de euros hasta junio, un 10% menos, en tanto que para Sabadell esperan un acumulado de 219 millones, un 29% menos.

El viernes cerrarán la semana de resultados BBVA, CaixaBank y Bankinter.

El beneficio en la primera mitad del año de BBVA podría llegar a 2.540 millones, un 10,14% más, mientras que el de CaixaBank ascendería a 1.224 millones, un 45,88% más.

Para el banco con menor capitalización bursátil en el IBEX 35, Bankinter, los datos consultados anticipan un beneficio en el primer semestre de 263 millones, un 9,12% más que hasta junio de 2017.

Recientemente se ha podido conocer que la cartera crediticia del sistema financiero español se ha reducido un 29% desde el estallido de la crisis financiera internacional en 2007, pasando de los 1,7 billones de euros de 2007 a los 1,2 registrados al cierre de 2017.

En estos diez años, el crédito destinado a financiar actividades productivas también se ha reducido un 37%, hasta los 591.000 millones de euros, según datos de la consultora AIS Group.

Durante la década analizada, la caída del crédito se ha producido en todos los sectores de actividad: agricultura, industria, construcción, transportes, comercio, y servicios.

No obstante, en este último se ha registrado una excepción, ya que la financiación destinada a empresas de servicios de intermediación financiera se ha multiplicado por más de dos (un 148%), al pasar de los 32.000 millones de euros en 2007, a algo más de 80.000 millones en 2017.