La inflación sube al 0,3% en la eurozona

4 meses ago bankeando 0

Según la Oficina Europea de Estadística, Eurostat, la tasa interanual de la inflación avanzó el pasado mes de junio hasta el 0,3% en la eurozona y hasta el 0,8% en el conjunto de la Unión Europea, marcando un repunte respecto al 0,1 y 0,8% registrado respectivamente en mayo, cuando muchos países de la UE aún aplicaban estrictas medidas de confinamiento.

El dato publicado por Eurostat, que confirma las estimaciones de la oficina de estadística comunitaria, está lejos de la tasa de inflación del 1,3% registrada en junio de 2019 en la eurozona y del 1,6% del conjunto de la UE.

Las tasas de inflación más débiles en junio de 2020 respecto a mayo fueron las de Chipre (-2,2%), Grecia (-1,9%) y Estonia (-1,6%), mientras que la mayor evolución positiva de los precios le correspondió a Polonia (+3,8%), República checa y (+3,4%) y Hungría (+2,9%). España, por su parte, registró una variación de precios en junio de -0,4% respecto a mayo, mes en el que los precios habían caído un 0,9%, mientras que en junio de 2019 la inflación española había sido del 0,6%.

En junio, las mayores contribuciones a la evolución positiva de los precios en la zona euro provinieron de la alimentación, el alcohol y el tabaco, con un avance de 0,6 puntos porcentuales, de los servicios (+0,55 puntos) y de los bienes industriales sin contar la energía (+0,05 puntos).

La energía, sin embargo, vio caer los precios en 0,93 puntos porcentuales, agregó Eurostat en un comunicado en el que no desgranó los datos del conjunto de la UE.

La agencia ha anunciado que la producción industrial de la eurozona se ha recuperado en mayo tras el hundimiento causado por las medidas de confinamiento en marzo y abril.

Sin embargo, los expertos han señalado que la recuperación ha sido menor de lo esperado y está lejos de compensar las caídas previas.

La producción industrial de la eurozona se ha elevado un 12,4% en mayo respecto a abril, gracias al aumento de la producción de bienes de consumo duradero, como coches o frigoríficos.

Pero el aumento fue menos pronunciado que el descenso del 18,2% de abril, que siguió a una caída del 11,8% en marzo, debido a que las fábricas se vieron obligadas a cerrar o a reducir su actividad en el punto álgido del brote de coronavirus en Europa.

El limitado repunte del mes de mayo, cuando muchas fábricas reabrieron, sugiere que la recuperación es limitada. La caída en abril también fue mayor que la estimada inicialmente por Eurostat, que el martes revisó sus datos mensuales al -18,2% desde la cifra previa del -17,1%.